jump to navigation

La Tormenta Noel marzo 30, 2008

Posted by Chris Vargas in General.
trackback

Cuando me enteré que en el país pasaríamos varios días de lluvia por causa de una tormenta llamada Noel, motivo por el cual la secretaría de Educación había suspendido las clases, di un salto de felicidad.

– Urra, Urra! Que chulo!, exclamé.

Y enajenado de lo que esto significaba bendije la lluvia y me preparé mentalmente para disfrutar de unas “cortas vacaciones” dentro de mi casa.

Los días transcurrían bajo una copiosa lluvia y en mi cálida habitación pasaba horas recostado, arropadito, jugando nintendo, sin ningún motivo para preocuparme.

Escuchaba las conversaciones de mis padres, quienes si tenían que acudir a sus centros de trabajo: los tapones, los charcos de agua y las inundaciones eran los temas predominantes, pero no prestaba mucha atención y continuaba mis planes de descanso.

Una de esas tardes, me senté con mi mamá en su cama, ella veía las noticias y las imágenes presentadas casi me dejan sin respiración, y le pregunté intrigado:

– ¿Mami en que país es eso?, se río y dijo con un dejo de tristeza
– Aquí mi amor, en tú país, en zonas cercanas a los ríos.

No lo podía creer. Centenares de casas totalmente cubiertas por las aguas, personas solicitando ayuda porque habían perdido lo poco que tenían, familias sumidas en la desesperación porque alguno de sus miembros había sido arrastrado por las despiadadas corrientes de los ríos.

Me sentí tan triste, tan impotente, tan inhumano por haberme alegrado de que llegara una tormenta por el sencillo hecho de no ir a clases, mientras tanta gente estaba al borde de la muerte.

Empecé a involucrarme, quería saber como andaban las cosas, así que sintonizaba los canales de noticias y revisaba a diario el Listín, que a pesar de la copiosa lluvia siempre llegaba a primera hora del día, y hogeando sus páginas me llenaba de compasión, empezando por el joven que reparte el periódico, que empapado de agua llegaba cada mañana desafiando las adversidades del clima; mientras yo, como si habitara en otro planeta no tenía nada de que preocuparme.

Ahora se que no siempre las cosas que me convienen y alegran favorecen a los demás, desde mi posición y con tan sólo trece años no tengo mucho que hacer. Ayude a mi mamá a recoger algunas cosas para los operativos de donaciones, pero cuando sea un adulto y pueda ayudar realmente, prometo ser el primero que acuda a favor de nuestra gente.

Comentarios»

1. Paloma - marzo 31, 2008

Hola Chris,
Queria decirte que te felicito por ser un chico tan centrado y compadoso. En nuestra sociedad actual, no hay muchos adolescentes con tu forma de pensar y expresarte. A tu corta edad tienes todo un futuro ejemplar por delante, lo puedo ver ya!. Sigue con esa misma actitud y no permitas que las malas influencias te detengan para nada. Espero que des ese mismo ejemplo a tus familiares y amigos para que nuestro pais sea visto como un pais de gente pensante e considerada, no de delincuentes y aprovechadores. Me gusto mucho tu blog!

2. Arelis De Jesus - abril 2, 2008

Hola Cris.

Soy madre de un adolescente y realmente quiero felicitarte por tu sensibilidad.
Igualmente quiero felicitarte por la forma en que escribes, tus ideas son claras,precisas y muy centradas y por eso quiero motivarte a que continues escribiendo.
Busca dentro de ti que tópico te gusta, aprende sobre ello y luego escribe para que otros puedan aprender al respecto, realmente sabes comunicar y quien sabe llegues a ser un gran escritor.

Felicidades,

3. Loretta Rosario - abril 2, 2008

Hola Chris,
Me llamo Loretta y vivo en EEUU. Cuando vi las noticias del huracan me senti muyy mal al igual que tu, y llore, llore mucho por la impotencia de no poder hacer nada. Existen situaciones en la vida en la que uno por mas que quiera no puede contribuir al bienestar de otra pero el hecho de que uno se conmueva dice mucho. Quiero felicitarte por tu manera de pensar y de expresarte. Gracias a Dios que tienes una manera de comunicar y transferir tus pensamientos a otros. Suerte.

4. wilfredo - abril 2, 2008

Saludos Cris, he leido hoy algunos de tus escritos en este blog, me permito felicitarte y exhortarte continuar escribiendo, confieso me has impresionado, son pocos los jovencitos de tu edad que escriben y mas aun con la elegancia y destreza que lo haces tu. Felicidades y sigue asi seguro seras un destacado escritor, felicito a tus padres pues se nota que se han dedicado a darte una buena educacion hogareña, sigue adelante, primera vez que te leo y acabas un lector fijo.

5. Wally Nuñez de Bencosme - abril 4, 2008

Hola Chriis,
¡Muchas felicidades por tu columna! La verdad que es sorprendente ver como transmites tus ideas a tan corta edad. Te felicito y exhorto a que sigas adelante.

Bendiciones,

Wally Nuñez de Bencosme

6. Dania Avila Güílamo - abril 22, 2008

De verdad que eres super sensibles ante las necesidades de lo demás,espero puedas ser sabio para utilizar esa tan especial
virtud.

Cuanto quisiera que mis hijas te imitaran…..

De lo que me estaba perdiendo, al no saber que tu blog existía.

7. yojaira campisano - mayo 25, 2008

HOLA CRIS! YO TAMBIEN ME SENTI MUY TRISTE E IMPOTENTE YO VIVO EN SUIZA Y MI DESESPERACION FUE TAN GRANDE AL VER LO QUE PASABBA EN MI PAIS Y SIN PODER AYUDAR, QUE LLAME AL SR. CONSUL Y LE PREGUNTE DE MAL MODO QUE PODIAMOS HACER PARA AYUDAR A NUESTRAS GENTE. Y EL ME CONTESTO QUE EL ESTADO NO HABIA PEDIDO AYUDA AL EXTRAJERO Y QUE ESO PODIA SER UNA MALA FAMA PARA EL TURISMO Y VARIAS COSAS ME DIJO, QUE NI SIQUIERA LE ENTENDI. PERO GRACIAS A DIOS Y LA DIVINA NATURALEZA PUDIMOS SALIR ADELANTE. SIGUE ASI, BESOS DE ALGUIEN QUE TE ADMIRA MUCHO. CUIDATE!!!

8. Niove - noviembre 21, 2008

Cuando tenia 9 vivi el Ciclon David que fue devastador y atraveso la ciudad de Santo Domingo. Veia como los edificios de mi barrio se quedaban sin ventanas. En un momento tuvimos que salir de nuestro apartamento para el del lado, donde vivia mi padrino, porque las ventajas se estaban yendo. En otro momento me tuve que quedar sola en un pasillo del apartamento que era el unico lugar donde no entraba el agua, cuidando a mis dos hermanos menores mientras mis padres y mis padrinos entraban a una habitacion para amarrar una ventana y evitar que se volara. La verdad que fue aterrador. Luego estuvimos tres meses sin energia electrica. Puedo decir que no le tengo miedo a los huracanes porque el miedo paraliza pero los respeto. Lo mejor es ayudar como se pueda y prepararse desde que empieza la epoca de huracanes. Por lo menos estos avisan a diferencia de otros fenomenos naturales. Te toco a ti en esta ocasion aprender lo que son. Un abrazo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: