jump to navigation

Mi árbol de Navidad marzo 18, 2008

Posted by Chris Vargas in General.
trackback

Estaba un poco aburrido, era una de esas tardes en que después de hacer mis tareas del colegio, no se me ocurría nada más, puesto que había terminado de leer el libro del mes: “Malditas Matemáticas, Alicia en el país de los números”.

Bajé de la habitación a ver “que encontraba en la cocina” para aplacar mi apetito, que por cierto con todo esto de la adolescencia, se ha vuelto voraz y despiadado, de regreso a mi habitación, al pie de la escalera, me detuve frente aquel enorme árbol de Navidad, lleno de luces blancas y muñecos con la imagen de Santa Claus, que diestramente había decorado mi mamá con la ayuda de un amigo, y que indicaba que el espíritu de la Navidad había tocado las puertas de mi casa.

Me pregunté ¡de dónde venía esta tradición?, ya que mi mamá se limitaba llenar la casa de adornos navideños y nunca nos había explicado de donde procedía esta tradición.

Me apresuré a subir a mi habitación, encendí el computador y con mucha curiosidad empecé a navegar en internet tratando de descifrar el origen del árbol de navidad.

En mi búsqueda encontré muchas leyendas y versiones sobre el origen del árbol, todas fascinantes, llenas de magia e ilusión. Pensé entonces que la conclusión más acertada era crear mi propia historia y confeccionar mi árbol de Navidad, un árbol que reflejara la esencia del hermoso símbolo de estas fiestas, que año por año es colocado en millones de hogares alrededor del mundo.

Este es, mi árbol de Navidad:

En esta Navidad, yo quiero armar un árbol dentro de mí corazón para colgar los nombres de mis más queridos amigos, familia, y gente a quien amo.

Los que viven lejos y los que viven cerca, los antiguos y los más recientes, los que veo todos los días y los que raras veces veo.

Aquellos que conozco profundamente y aquellos que conozco poco, los que me dejaron valiosas enseñanzas y los que, tal vez, un poquito aprendieron de mí.

Quiero que éste árbol tenga raíces profundas y fuertes, para que los nombres de mis amigos, familia y seres queridos, nunca jamás, sean arrancados de mi corazón.

Deseo, para todos mis amigos, que el espíritu de la Navidad haga de cada deseo una palpable realidad, de cada lágrima una sonrisa, de cada dolor un brillante aprendizaje y de cada corazón una dulce y tierna morada para recibir a Jesús…

¡Feliz Navidad!

Anuncios

Comentarios»

1. germania aristy - abril 10, 2008

simplemente bello

2. Fausto Acosta - mayo 19, 2008

DIOS TE BENDIGA CHRIS…….. sinceramente estoy imprecionado con tus escritos, pero mas por el mensaje Christano que tienen. RECUERDA siempre darle las grasias a las personas que desde pequeño te inculcaron a los caminos Christianos….. Sigue asi, y nunca te olvides que las bendiciones de DIOS estaran de continuo en tu vida…

3. Carola - noviembre 28, 2008

eyyyyyyyyy no te pierdas, esa no es tu propia historia ni es un arbol de navidad original, este escrito ha circulado hace tiempo por internet…..cuidadito con tu reputacion eres muy vaioso para asumir como tuyos, escritos ajenos

4. emperatriz - diciembre 16, 2008

esta bonito

5. yosmarly brito - diciembre 1, 2009

demasiado bueno esa historia y no te olvides de dios… mi nombre es yosmarly brito de venezuela…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: